La Columna de FOZ

China y EEUU

04 octubre, 2015 · en La Columna de FOZ

Sobre el dialogo entre China y EEUU, Gideon Rachman de Financial Times recuerda que un funcionario del gobierno norteamericano le comentó una vez: “No conectamos, somos como computadores que funcionan con distintos sistemas operativos”.

En su nota, el periodista inglés precisa bien algunos contrastes esenciales. China se precia de cinco milenios de historia; EEUU, apenas se proyecta, para atrás, algo más de dos siglos. Los chinos ven el mundo en ciclos dinásticos de años buenos y malos; recuerdan especialmente la humillación que sufrieron frente a dcEuropa y Japón en el siglo que siguió a 1840. Para EEUU, en cambio, la historia se inicia en 1776 y es una lineal de poder y bienestar creciente. Los norteamericanos asumen que los valores de su democracia liberal son absolutos, de aplicación universal. En China, en cambio, son particularistas; no asumen que lo que resulte bueno para China es necesariamente conveniente para el mundo, ni viceversa. Ello genera posiciones muy distintas en política exterior, ante conflictos externos o temas como los derechos humanos.

Como lo recordó el Papa antes su congreso, EEUU es un país de inmigrantes, cuyos hijos aspiran a volverse norteamericanos en una generación. Y lo logran. En China, en cambio, la etnia es más importante que las ideas para el sentido de nacionalidad y ciudadanía.

Desde su independencia, se habla en EEUU de proteger al individuo del Estado, de los impuestos sin representación; en China, en cambio, el Estado es visto como garantía contra el caos y el derramamiento de sangre fratricida, presentes en su larga historia, desde la época de los Reinos combatientes (475 a.C).

En EEUU, la ley y los derechos individuales mandan. La filosofía china es más respetuosa de la jerarquía y de las obligaciones. Su visión aspira a la armonía más que a la libertad.

Comments are closed.