La Columna de FOZ

El Apple Watch

28 junio, 2015 · en La Columna de FOZ

El producto fue ideado más con un sesgo antropológico que para responder a necesidades concretas. Como las máquinas se van a integrar al cuerpo humano, cada vez más, y la muñeca constituye un lugar ideal, Apple investigó si, más allá de la hora, un reloj –un producto útil y antiguo– podía atender alguna otra demanda mejor que el celular. Y descubrió una.

Kevin Lynch, director del proyecto, ofrece este insight: “Todos chequeamos permanentemente nuestros celulares y ya nos sentimos menos presentes en algunos momentos claves cuando personas importantes o queridas nos demandan una atención especial”. Así, en esencia, el Apple Watch fue diseñado para cuando se recibe una noticia y uno no quiere sacar el celular para leerla porque está en un diálogo personal con el familiar o el amigo.

¿Qué es un reloj, más allá del objeto que nos da la hora? En Apple se han cuidado de que su Watch no pierda la categoría de ‘reloj’, una que tiene siglos. En vez de plantear una nueva, prefirieron adecuarse a la categoría existente, una con la que el usuario se sienta cómodo.

Por ello, cambiando una norma tradicional de diseño en Apple, prefirieron ofrecer múltiples versiones del producto. Así, se puede conseguir por menos de US$350 el mismo modelo en aluminio que, en oro, cuesta US$17,000. La categoría ‘reloj’ es una sujeta a gustos y estilos. Las personas no suelen sentirse cómodas cuando descubren que hay extraños que tienen idéntico el mismo modelo.

¿Cómo alertar sobre una noticia de manera que no interfiera con una relación personal? Las muñecas son zonas harto sensibles, por tanto Apple se focalizó en las sensaciones. Hubo un debate para decidir sobre la posibilidad de envío de textos desde el Watch. Se prefirió no hacerlo, sólo dar respuestas automáticas predeterminadas. La idea clave es no interrumpir una conversación privada.

Aunque muchos lo exhiben felices en sus muñecas, no faltan quienes lo describen como un producto más de una moda pasajera. ¿Lo será?

Comments are closed.